3.2. Reciclaje de componentes

De Informática Verde

El problema de los residuos electrónicos

Según datos de Greenpeacela basura electrónica representa actualmente el 5% de los residuos sólidos urbanos de todo el mundo. Ésto es debido a que cada vez se cambia con mayor frecuencia de aparatos electrónicos. En Europa los residuos electrónicos están sufriendo un crecimiento del 3 al 5% al año, casi tres veces más rápido que el total de los residuos. Además, se espera que los países en vías de desarrollo tripliquen su generación de residuos electrónicos en los próximos cinco años.

La mayor parte de los residuos electrónicos del primer mundo acaban en basureros del tercer mundo, y con ellos todos sus componentes tóxicos, pese a la existencia de la Convención Internacional de Basilea, que restringe el movimiento de sustancias tóxicas desde 1992.

Reducir, reutilizar, reciclar y ahora también reparar

Una nueva "R" se suma a las ya clásicas: muchos componentes electrónicos se tiran porque están rotos, y sale más barato comprar uno nuevo que arreglar el anterior. Sin embargo, muchos de ellos se pueden reparar fácilmente. Antes de tirar un ordenador o una impresora, trata de repararlos.

Hay comunidades en Internet que te pueden ayudar si lo decides hacer por tu cuenta, como FixYa. La revista PCMagazine publica, en inglés, varias recomendaciones para quien quiera reparar su aparato electrónico: ten en cuenta que en la tienda les interesa más vender uno nuevo; comprueba todos los botones por si están atascados; comprueba en Internet si alguien ha tenido problemas similares y cómo los ha resuelto; coge un destornillador y abre el aparato (si ya está roto no corres ningún riesgo); llévalo finalmente a reparar y pide un presupuesto.


¿Qué podemos hacer para deshacernos de los equipos que ya no nos sirven?

Si pese a todo es necesario deshacerse del equipo, hay varias opciones para garantizar que se le da un tratamiento adecuado.

Existe una directiva europea (sobre Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos) que está en vigor en España desde 2005. Desde esa fecha, los consumidores podrán devolver sus productos informáticos a su distribuidor habitual cuando adquiera un nuevo producto que sea de tipo equivalente o realice las mismas funciones, o depositarlos en los puntos de recogida municipales. En ambos casos, este servicio es gratuito.

Puedes dirigirte también a un Punto Limpio (busca el más cercano) donde te recogerán los ordenadores viejos. Ten en cuenta que suelen aceptar únicamente un ordenador por persona y día (para evitar que las empresas lleven allí sus equipos), así que si vas a llevar mucho material puede que tengas que hacer varios viajes.

Herramientas personales