Reciclaje electrónico

De Informática Verde

Contenido

La problemática de los residuos electrónicos - e-Waste

Los residuos electrónicos de los equipos informáticos generan una serie de problemas específicos:

- Son tóxicos. Los componentes tóxicos más comunes son el plomo, el mercurio, y el cadmio. También llevan selenio y arsénico.(profundizar en las cantidades que llevan y la contaminación que producen). Al ser fundidos liberan toxinas y dioxinas al aire, tierra y agua, estas últimas estan consideradas como las sustancias más tóxicas conocidas por la ciencia actualmente, y se encuentran principalmente en los retardantes de flama (BFR, BPCs, PBDEs) que cubren diversos componentes electrónicos. Recientemente Greenpeace ha publicado un informe[1] sobre este tema.

- Se suelen llevar a países del tercer mundo. Es rentable hacerlo, así que la basura informática que nosotros producimos, se envía a países del tercer mundo que se convierten en receptores de nuestra contaminación. En estos países puede haber muchas personas empleadas en extraer los componentes valiosos de un ordenador. La Basel Action Network tiene una galería fotográfica sobre residuos electrónicos en el tercer mundo. En Foreign Policy también se puede encontrar un reportaje fotográfico sobre este tema.


La convención de Basilea y la Red de Acción

La "convención de Basilea sobre el control de movimientos transfronterizos de materiales peligrosos y su eliminación" está suscrita por 169 países (entre ellos España). Entró en vigor en 1992 para evitar que los países más industrializados llevaran sus residuos a países en desarrollo, debido a que cada vez era más caro tratarlos. Obliga a los países a asegurarse de que los residuos tóxicos se gestionan y eliminan con criterios medioambientales. (Texto completo en español). La convención de Basilea forma parte del Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas (UNEP).

En su momento fue criticada por poco ambiciosa, pidiéndose una prohibición completa de la exportación de deshechos peligrosos. Se creó la Basel Action Network, que se opone al comercio de sustancias, productos y tecnologías tóxicas, que suelen ser exportados desde países ricos a países pobres. Como alternativa, trabajan en mejorar la suficiencia nacional para gestionar los propios residuos, a través de producción limpia y reducción de tóxicos. Creen en la justicia medioambiental global, en la que a la gente o al medioambiente se le contamina de forma desproporcionada debido a las fuerzas del mercado y el comercio.


¿Qué hacer con nuestros residuos electrónicos?

Una de las grandes cuestiones es qué hacer con un ordenador, un monitor, o una impresora que ya no funcionan y hay que tirarlos.

Legislación española

La responsabilidad y los costes de recoger y tratar los equipos obsoletos corresponde a los fabricantes o a las entidades locales, según la Directiva Europea 2003/108/CE que modifica la Directiva 2002/96/CE sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE). Ambas directivas han sido incorporadas al derecho interno español con el REAL DECRETO 208/2005, sobre aparatos eléctricos y electrónicos y la gestión de sus residuos. Este real decreto establece medidas de prevención para limitar la inclusión de sustancias peligrosas en los aparatos eléctricos o electrónicos desde su fase de diseño y fabricación y que son plenamente exigibles a los aparatos que salgan al mercado a partir del 1 de julio de 2006. También determina cómo gestionar los aparatos eléctricos o electrónicos para minimizar el impacto ambiental de este tipo de residuos. Así, se establece que los últimos poseedores (consumidores)podrán devolver los aparatos, sin coste, a los distribuidores o a las entidades locales que se encargarán temporalmente de los equipos procedentes de particulares y, previo acuerdo voluntario, los de uso profesional. Éstos deberán hacerse cargo de ellos y proceder a su correcta gestión o entregarlos a gestores autorizados.

Programas de recogida

Existen varios tipos de programas de recogida de residuos electrónicos. En unos se añade una tasa al precio del producto, cargándose al usuario el precio del reciclaje, y en otro es la industria quien organiza un fondo y paga los costes.

La organización Electronics TakeBack Coalition promueve este tipo de actuaciones ante el problema de los residuos electrónicos.

Ejemplos:

Negocios basados en el reciclaje

Los residuos electrónicos tienen valor. En ellos se encuentran, además de los componentes tóxicos, metales susceptibles de ser recuperados y reutilizados en el proceso productivo. Es viable la creación de negocios basados en el reciclaje electrónico. Residuos Electrónicos, S.L es una empresa española, ubicada en Toledo. Como Gestor Autorizado a nivel Nacional para la Gestión y Recolección de Residuos procedentes de aparatos Eléctricos y Electrónicos colabora cada año con la recuperación de más de 100 Toneladas de metales. Esta Recuperación y Reciclaje se lleva a cabo a través de sus socios Europeos, quienes utilizan las más avanzadas y modernas técnicas de fundición, invirtiendo cada año todo el capital y esfuerzo posible para que este proceso sea más y más respetuoso con el Medio Ambiente.

"Todos estamos Implicados"

Todos tenemos un papel fundamental en el Reciclaje Eléctrico, Electrónico e Informatico, desde los productores, distribuidores, entidades Estatales, Provinciales y Municipales, hasta los usuarios Finales. La optimización de los recursos actuales serán nuestra riqueza para el dia de mañana.

Ideas de negocios basados en el reciclaje informático

  • Taller de reciclaje
  • Entidad certificadora de sellos de calidad. En EEUU existe el sello e-Stewards sobre buenas prácticas en el reciclaje. Este sello comienza su camino por Europa y la única empresa certificadora que existe hasta septiembre 2010 es la americana Redemtech. Una iniciativa en el campo de la economía e informática verde sería la creación de una entidad certificadora de e-Stewards en España.

Certificaciones para empresas que reciclan componentes electrónicos

Para garantizar que las empresas estén realizando un adecuado reciclaje, existe una certificación llamada e-Stewards, amparada por la Basel Action Network. Es una iniciativa de empresas de reciclaje en Estados Unidos que pretenden alcanzar el máximo nivel de responsabilidad social y medioambiental.

Un adecuado reciclaje tiene como principios:

  • No exportar residuos electrónicos peligrosos a países en vías de desarrollo
  • Realizar reciclaje dentro de las fronteras del país
  • No enviar material a incineradoras o vertederos
  • No aprovecharse del trabajo de reclusos

A partir de septiembre de 2010, la certificación E-Stewards también será aplicable en Europa, para prevenir los fallos de la legislación europea (WEEE). La empresa americana Redemtech es el primer proveedor en Europea de esta certificación.

Existe una contra-certificación, llamada R2 (Responsible Recycling). Entre otras cosas, R2 no prohibe la venta a los países en desarrollo ni que los residuos acaben en incineradoras, y por eso es considerada como una forma de "green-washing" (Fuente: Greener Computing)

Herramientas personales